Buscar este blog

2012/10/30

Fibonacci Sandi hurakanean / Fibonacci en el huracan Sandy

Betidanik entzun izan dugu naturak patroi matematikoak jarraitzen dituela. Hona hemen adibide fresko-freskoa: Sandy hurakana. Satelite meteorologiko batek harturiko irudi honetan Fibonacciren espirala ikus daiteke.

Espiral berezi hau (egia esan, ez da benetako espirala) 1 luzerako aldea duen karratu batetatik hasita sortzen da. Behin karratua eraiki dugula, beti noranzka berdina mantenduz, alde luzeenean karratu berri bat gehitzen diogu. Honela, urrezko laukizuzena lortzen dugu. Laukizuzen honetako karratutxo bakoitzaren aldeak Fibonacciren segidako gaiak direlarik (1, 1, 2, 3, 5, 8, 13,...).


Siempre se ha dicho que la naturaleza sigue patrones matemáticos. Aquí tenemos un ejemplo de actualidad: el huracán Sandy. La foto tomada por un satélite meteorológico nos muestra la espiral de Fibonacci.

Esta espiral tan especial (en realidad no se trata de una espiral) se construye partiendo de un cuadrado de lado 1. Posteriormente, y siguiendo el mismo sentido siempre, añadimos un nuevo cuadrado en el lado más grande. De esa manera conseguimos un rectángulo áureo, cuyos cuadraditos tienen como lado los términos de la sucesión de Fibonacci (1, 1, 2, 3, 5, 8, 13,...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada